Ningún comentario

En un paso significativo hacia la mejora de la tecnología del hidrógeno verde, la empresa británica Oxford NanoSystems (ONS) ha iniciado la construcción de una planta piloto para escalar las pruebas de su revolucionario recubrimiento de aleación metálica en sistemas de tamaño comercial. Esta planta de demostración permitirá a ONS probar su recubrimiento «nanoFlux» en condiciones totalmente representativas, avanzando así en su camino hacia la comercialización.

El recubrimiento nanoFlux de ONS promueve la formación de más burbujas más pequeñas en los electrodos dentro de un electrolizador. Este proceso permite un mayor movimiento de electrones a través del sistema, lo que facilita el uso de corrientes eléctricas más altas y una mayor producción de hidrógeno en cualquier período de tiempo determinado. La compañía ha declarado que este avance podría aumentar la producción de hidrógeno en más del 50%, y potencialmente duplicar la tasa de producción de H2, lo que reduciría a la mitad el coste del capex de los stacks de electrolizadores.

Los productores de hidrógeno renovable no pagarán derechos de emisión en la UE
Los productores de hidrógeno renovable, hierro y acero verde derivado del H2 y amoníaco verde optarán en breve a derechos de emisión gratuitos en el marco del mecanismo de comercio de derechos de emisión de carbono de la UE

Sin embargo, es importante destacar que este recubrimiento no mejora la cantidad de hidrógeno producido por kWh de electricidad de entrada, es decir, no aumenta la eficiencia energética. Su beneficio radica en permitir una salida de hidrógeno más rápida y eficiente en términos de tiempo.

Más efectivo y económico

En comparación, los recubrimientos a base de níquel que se utilizan típicamente en los electrolizadores fomentan la formación de menos burbujas más grandes, lo que obstaculiza el movimiento de los electrones. ONS afirma que su recubrimiento no solo es más efectivo, sino también significativamente más económico. La compañía ha sugerido que los costos de recubrimiento podrían reducirse en alrededor del 60%, y que su tecnología podría estar lista para su implementación comercial en 2025. Sin embargo, la compañía no ha dado declaraciones respecto a los plazos de implementación.

El CEO de ONS, Dr. Ian Russell, expresó su entusiasmo por el inicio de la planta de demostración, destacando que este es un paso crucial para llevar su tecnología al mercado. «Las pruebas de laboratorio realizadas por nuestros socios han confirmado el beneficio en el rendimiento de nuestra tecnología nanoFLUX. Ahora estamos preparados para demostrar que estos beneficios se pueden entregar a escala, tanto en términos de sistemas de electrolizadores como de procesos de producción» añadió.

La puesta en marcha de esta planta piloto no solo permitirá continuar con las pruebas de laboratorio bajo condiciones completamente representativas, sino que también demostrará el funcionamiento del proceso de recubrimiento utilizando equipos que podrían usarse eventualmente en plantas de hidrógeno reales.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *