Ningún comentario

Valcarlos. Probablemente no les suene de nada a no ser que sea de la zona o que haya realizado el Camino de Santiago. Es una pequeña localidad del Pirineo navarro, de unos 300 habitantes, el último pueblo antes de la frontera con Francia.

Por allí pasa el Camino de Santiago. El Camino Francés arranca en una localidad gala que se llama Saint Jean Pied du Port. Valcarlos es el primer pueblo español, nada más cruzar la frontera natural, de ese tramo antes de llegar a Roncesvalles.

Todos los años, en el invierno, cuando caían las nevadas más duras, el pueblo se quedaba sin suministro eléctrico. En mitad de la nada, con un acceso realmente difícil, el pueblo podría quedarse varios días sin luz.

Pero este sufrimiento ya es historia. Y todo gracias a Iberdrola y una batería. «Se acabaron los apagones», dijo la presidenta de Navarra, María Chivite, en el acto de presentación del proyecto Valcarlos.

Cuatro horas de batería

i-DE, la distribuidora del grupo Iberdrola en España, ha instalado en Valcarlos (Navarra) una batería conectada a la red de distribución capaz de abastecer de electricidad al pueblo ante situaciones de desabastecimiento provocadas por temporales meteorológicos.

La compañía ha invertido siete millones de euros en este proyecto que consta de una batería de 1,2 MW de potencia con una capacidad de almacenamiento de energía de 4 MWh, por lo que se trata de la primera batería de cuatro horas conectada en España a la red de distribución.

Según explicaron desde Iberdrola, esta batería sería capaz de suministrar a todo Valcarlos casi durante un día, unas 20 horas aproximadamente, teniendo en cuenta sus actuales consumos eléctricos.

Para que se hagan una idea del proyecto, en la construcción de la batería han participado 132 personas y se han empleado únicamente proveedores europeos. La obra civil ha supuesto un importante reto, dado que el pueblo está ubicado entre montañas y sinuosas carreteras.

Una microrred totalmente independiente

Pero el proyecto de Valcarlos, no se va a quedar únicamente aquí. De momento, la electricidad que acumula procede de la red eléctrica, pero el objetivo es que no sea así. El siguiente paso de este proyecto es la creación de una microrred en Valcarlos.

Se cogerá la energía eléctrica procedente de dos pequeñas centrales hidroeléctricas cercanas a la localidad y se llenarán las baterías con ella. Para luego poder suministrar electricidad al pueblo, ya no solo en el momento de apagones. Por ejemplo, se podrá suministrar electricidad a los puntos de recarga de la localidad.

Hasta el momento se habían desarrollado diferentes proyectos que lograban mejorar la calidad de la red eléctrica, como la automatización de la línea, pero que no resultaban la solución óptima para el pueblo. Este sistema de microrred supone el mejor recurso desde el punto de vista social y medioambiental para asegurar el suministro eléctrico que llega a Valcarlos través de única línea, la última antes de cruzar al país vecino.

El redactor recomienda

Inauguración del proyecto

A la inauguración de la puesta en marcha de la batería, hoy, en la localidad navarra han asistido la presidenta del Gobierno Navarro, María Chivite; el consejero de Industria y Transición Ecológica y Digital Empresarial, Mikel Irujo; la CEO de i-DE del grupo Iberdrola, Eva Mancera; así como el alcalde de Valcarlos, Nicolás Camino.

La presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite, ha resaltado que “se trata de una solución que coloca a Valcarlos en el mapa de la innovación, porque no existe en toda Europa una instalación como esta, que, a partir de ahora, no solo va a garantizar el suministro eléctrico a los vecinos y vecinas. Va a servir también como banco de pruebas de un proyecto de innovación con el que vamos a aprender más sobre cómo afrontar el desafío de la transición energética y cómo podemos adaptarnos a las características de la producción energética renovable”.

Chivite ha destacado que “y todo, insisto, desde este pequeño pueblo en mitad de los Pirineos, que está lejos de todas partes, pero que nos sirve de ejemplo de cómo los grandes retos sí requieren de soluciones trasversales que no dejen a nadie atrás”.

Por su parte, el consejero de Industria y de Transición Ecológica y Digital Empresarial del Gobierno de Navarra, Mikel Irujo, ha explicado que “esta batería de almacenamiento conectada a la red de distribución capaz de abastecer de electricidad al pueblo de Luzaide-Valcarlos ante situaciones críticas provocadas por el mal tiempo, es un gran avance que nos puede servir como ejemplo para replicar en el futuro en otros municipios de la montaña y el Pirineo, y hoy gracias a i-DE de Iberdrola es una realidad aquí”.

Eva Mancera, CEO de i-DE, distribuidora del grupo Iberdrola, ha recalcado que “i-DE apuesta por el mundo rural y por la innovación y digitalización de la red. Asimismo, es necesario que en España se favorezca un marco regulatorio que permita incrementar las inversiones en redes y favorecer así la transición energética, especialmente importante en una región con un importante tejido industrial como Navarra”.

Innovación

Antes de la puesta en marcha de la batería de Valcarlos, i-DE realizó un proyecto piloto en Caravaca (Murcia). En 2019, la compañía instaló en el municipio murciano el primer sistema de almacenamiento con baterías para redes eléctricas de España permitiendo mejorar la calidad de suministro energético de Caravaca y de las pedanías de su entorno. La compañía también cuenta con un sistema de estas características en Hornico (Murcia).

Además, para estudiar este tipo de instalaciones, i-DE puso primeramente en marcha el mismo sistema de almacenamiento para estudiar su comportamiento en su campus de San Agustín de Guadalix (Madrid).



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *