Pasar por la gasolinera supone un mal trago así lo apunta el estudio sobre solvencia familiar de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) que advierte que hasta un 54% de los españoles tienen serias dificultades para afrontar los gastos del coche (entre los que está el carburante). De ahí la importancia de localizar las estaciones de servicio más baratas. Y es que el ahorro en combustible puede superar el 13% en carburante; y hasta un 25% en electricidad si lo que se necesita es cargar un vehículo eléctrico.

Las 4 gasolineras más baratas de España

El estudio de OCU, que recoge los precios de más de 10.000 estaciones de servicio, señala a BonÀrea como la cadena más barata en Diésel y gasolina 95, con supermercados y estaciones de servicio en Cataluña y zonas limítrofes. Le siguen las cadenas automatizadas low cost de Gas Express, Plenoil y GM Oil (ligada a los cash GM). Petroprix y E. Leclerc también destacan por sus bajos precios, especialmente en gasolina 95.

Frente a las cadenas de gasolineras más caras, el ahorro es de unos 0,18 euros por litro, o lo que es lo mismo, unos 9 euros en un repostaje de 50 litros. ¿Cuáles son las estaciones de servicio más caras? Cepsa, BP, Repsol, Petronor y Campsa, tanto en diésel como en gasolina.

El estudio también revela significativas diferencias de precio según la provincia a partir del porcentaje de estaciones de servicio baratas. Lérida y Córdoba Lérida, Córdoba, Murcia y Almeríalideran el ranking de las gasolinera más baratas. Las provincias más caras, Baleares, Asturias y Guipúzcoa, con gasolineras un 5% más onerosas de media.

Con el fin de ayudar a encontrar las estaciones de servicio más baratas en cada región, OCU pone a disposición de todos los conductores su calculadora de gasolineras, que permite localizar la más barata cerca del domicilio o del lugar de trabajo introduciendo el código postal.

Si lo que se necesita es cargar la batería de un coche eléctrico, OCU advierte que las diferencias de precio entre electrolineras son incluso mayores. Por ejemplo, una recarga ultrarrápida (de más de 100 kW/h) con la red Waylet, la más barata, cuesta un 25% menos que hacerlo con la red Ionity, la más cara.

Eso usando la app propia de cada compañía. Porque si por comodidad se utiliza una app de búsqueda que admita el pago en las distintas redes, el precio se encarece de forma sustancial: un 47% de sobrecoste con Plugsurfin, un 25% con Chargemaps y un 21% con Electromaps. Obviamente, la mejor opción siempre es recargar el coche en casa: el precio de cargar 50 kWh con la red doméstica en horario valle es de 5 euros, frente a los más de 20 euros que costaría, de media, en una electrolinera.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *