A pesar de que los coches eléctricos parecían haber encontrado su lugar en el mundo, Japón ha encontrado su gran fallo y ha traído un nuevo combustible a escena. Dicen que es 1.000 veces mejor. Desde hace algunos años, el interés por los vehículos eléctricos ha crecido por varias razones. La principal es que Europa quiere prohibir la venta de coches de combustión para 2035, aunque revisará su objetivo en 2027.

Si las circunstancias son propicias para entonces, su meta seguirá adelante y será imposible adquirir los vehículos tradicionales. Esto quiere decir que el ciudadano de a pie que quiere comprarse un nuevo automóvil debe permanecer atento a las nuevas tecnologías y, por ahora, el coche eléctrico tiene muy buen pronóstico. Para empezar, cuenta con mayores exenciones de impuestos, un punto a favor que los usuarios contemplan a la hora de comprarlo.

Sin embargo, el principal motivo por el que los compradores se decantan por el vehículo eléctrico es su menor contaminación atmosférica. Aunque muchos lo ven como la pieza perfecta dado el contexto actual, no es la única tecnología que batallará el primer puesto en los próximos años. Su falta de autonomía e infraestructura todavía son grandes desafíos que imposibilitan verlo como el modelo perfecto y ahí es donde entra en juego este nuevo combustible 1.000 veces mejor.

Japón deja KO a los coches eléctricos: llega un nuevo combustible que los deja de lado

La compañía japonesa Yamaha ha fabricado un motor de combustión interna de hidrógeno destinado a un vehículo recreacional. Lo han llamado Drive H2 y se trata de un vehículo con un motor de hidrógeno, el primer de su clase jamás fabricado, según han comunicado sus creadores provenientes de una filial de la conocida firma de motos.

Lleva el sello de la división Yamaha Golf-Car Company (YGC), especializada en la producción de coches de golf en Estados Unidos. Este modelo ha sido mostrado ante el mundo en uno de los eventos más relevantes vinculado al deporte. Su tecnología se basa en el Drive H2 Concierge 4 de Yamaha, un coche de golf de cuatro plazas que se vende especialmente en Estados Unidos, aunque ya está disponible a nivel mundial.

3MAEERREA

El fuerte de los motores de hidrógeno es que ofrecen un combustible sostenible, pero aprovechando la tecnología de combustión interna ya existente. Esto quiere decir que no es necesario hacer un cambio tan abrupto, con el desembolso económico que eso supone. Por este motivo, la compañía sigue investigando los alcances de esta tecnología, como parte de su compromiso con la descarbonización del transporte.

Los coches eléctricos no se esperaban esto: Japón apuesta por un combustible súper eficiente

El vehículo de Yamaha cuenta con dos depósitos de hidrógeno a alta presión de 25 litros cada uno, ubicados bajo el asiento del conductor y el respaldo del asiento trasero. Lo que diferencia a esta tecnología de cualquier otra que utilice hidrógeno es que no está basada en la ‘clásica’ pila de hidrógeno, sino en un motor de combustión adaptado para funcionar con este combustible.

Recordemos que esta estrategia ya fue experimentada por Toyota, que también dispone de su gama de hidrógeno con el modelo Mirai.

En definitiva, Japón va más allá de los coches eléctricos y apuesta por un nuevo combustible que muchos creen sinónimo de futuro. El motor de hidrógeno está llegando lejos y no solo en el clásico automóvil turismo, sino también en el sector del transporte, como ha quedado comprobado con esta pieza. Si quieres saber más sobre el alcance del hidrógeno en la industria, no te pierdas nuestro artículo sobre el nuevo motor de hidrógeno líquido.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *