Ahora es posible producir electricidad con agua del grifo. Aparece en el mercado un tubo fotovoltaico que supone el fin de las tuberías en casa. La electricidad es un elemento fundamental en la vida moderna, razón por la que están apareciendo varios inventos para obtenerla de forma más eficiente, como este enchufe solar. Prácticamente el foco de la mayoría de nuestras actividades diarias tiene que ver con ella, por lo que todos los dispositivos que aparezcan para generarla son pocos.

Además, brinda una serie de ventajas que aumentan nuestra calidad de vida. Para empezar, permite que disfrutemos de iluminación adecuada en nuestros hogares y lugares de trabajo, un aspecto esencial para desarrollar las prácticas diarias de manera segura y eficiente (como cocinar, cargar el teléfono móvil, utilizar electrodomésticos o ver la televisión).

De hecho, el uso de la electricidad va mucho más allá del uso doméstico. También se utiliza en la industria, el comercio, la medicina, la educación y el transporte. Tomando como referencia esta necesidad de electricidad que tiene el ser humano, aparece un tubo fotovoltaico capaz de generarla con el agua del grifo.

El agua del grifo produce electricidad: descubre este tubo fotovoltaico

ES Pipe Waterwheel es una miniturbina que acumula luz con las tuberías. El diseñador Ryan Jongwoo Cho diseñó este concepto pensado en la población más desfavorecida. Puede convertir las tuberías en un discreto generador hidroeléctrico.

Cada vez que el grifo se abre, el flujo de agua de la tubería pasa a través de la turbina hidráulica instalada, que transforma la energía cinética del agua en electricidad. Con ella se cargan las baterías de las bombillas acopladas al sistema para poder iluminar tras su carga cualquier ambiente. La electricidad obtenida es corriente continua, suficiente para cargar unos pequeños gadgets que llevan luces LED.

3MAEERREA

Su instalación produce energía limpia y solo emplea la energía desarrollada por el movimiento del agua. Es fácil de instalar y montar, por lo que el usuario puede desmontarlo fácilmente y utilizar la luz portátil donde lo necesite. Su actividad es muy sencilla. Aprovecha la energía cinética que genera la turbina colocada dentro de la tubería para hacer aparecer pequeñas corrientes de electricidad y encender bombillas con tecnología LED.

Cada vez que el usuario abre el grifo, crea una energía que puede almacenarse para utilizar in situ o en momentos futuros.

La electricidad a partir del agua puede ser la salvación en muchas partes del mundo

En los países con menos recursos, el acceso regular al agua y electricidad todavía es un bien privilegiado. Pese a que el suministro de agua potable ha mejorado bastante (con el aprovechamiento del agua subterránea a través de pozos artesanos), el suministro eléctrico sin cortes sigue siendo complicado.

Muchas personas viven condenadas a luchas contra la oscuridad o a recurrir a métodos arcaicos como las lámparas de aceite o las baterías portátiles en sus casas.

Electricidad, el recurso indispensable que no debería faltar

Sin duda, este tubo fotovoltaico contribuye a una inclusión mayor en zonas menos privilegiadas. La sociedad moderna depende en gran medida de la electricidad. De hecho, si se produjera un apagón prologado, nuestra forma de vida se vería gravemente afectada. Muchas profesiones no podrían realizarse y el impacto negativo se sentía en la seguridad, la comunicación, la salud, la producción industrial y la economía.

El uso de electricidad es crucial para mantener la seguridad en las ciudades. Además, el ámbito de la salud, crucial para salvar vidas y mantener el correcto estado de salud de pacientes menos graves, estaría perjudicado si esto pasara. De esta manera, este tubo fotovoltaico que produce electricidad con el agua del grifo ayuda al mundo a combatir la peligrosa falta de luz y energía.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *