Alianza para la movilidad eléctrica: Iberdrola y Eroski implementan 1.000 puntos de carga. Estarán ubicados en aparcamientos, gasolineras y centros de trabajo de EROSKI en 11 comunidades autónomas. Todos estos puntos cuentan con energía 100% verde, procedente de energías renovables con certificado de garantía de origen (GdOs). La previsión es completar la instalación en aproximadamente tres años.

Iberdrola y EROSKI han llegado a un acuerdo para instalar 1.000 puntos de recarga de diferentes potencias para vehículos eléctricos en alrededor de 300 emplazamientos del grupo de distribución en 11 comunidades autónomas, durante los próximos tres años.

Las nuevas instalaciones contarán con energía 100 % verde, procedente de fuentes renovables con certificado de garantía de origen (GdOs), y permitirán ahorrar 30.000 toneladas de CO2al año, lo que supondrá un impacto positivo en la calidad del aire similar al que tendrían 1,5 millones de árboles.

Con esta infraestructura los usuarios podrán recargar la batería de sus coches mientras realizan sus compras, con una variedad de potencias de cargadores que les permitirán recargar 100 kilómetros desde los 6 minutos hasta los 45.

En concreto, los 1.000 puntos de recarga se instalarán en aparcamientos, gasolineras y centros de trabajo de EROSKI en Andalucía, Aragón, Asturias, Cantabria, Castilla y León, Cataluña, Galicia, Islas Baleares, La Rioja, Navarra y País Vasco.

AMBILAMP 350x238px AMBI segway min

En una primera fase se priorizará la instalación de los puntos de recarga en las gasolineras EROSKI. Todos ellos estarán disponibles en la aplicación de recarga pública de Iberdrola, la más valorada del sector, en la que se puede visualizar y geolocalizar información verificada de todos los cargadores, comprobar su operatividad en tiempo real y reservar y pagar desde el móvil.

Con esta iniciativa, Iberdrola sigue acelerando su estrategia de transición de la movilidad hacia un sistema libre de emisiones y su plan de movilidad sostenible. Pionero en ponerse en marcha en 2016, prevé la instalación de 100.000 cargadores eléctricos hasta 2025 en hogares, empresas y en vía pública. Para ello, su diseño de infraestructura pública se desarrolla tanto en autovías y corredores como en ciudades y pequeñas poblaciones con el objetivo de contar con, al menos, una estación de recarga rápida cada menos de 50 kilómetros.

Mediante este acuerdo, el grupo EROSKI avanza en su apuesta por la sostenibilidad integral en el desarrollo de su actividad y la reducción de la huella de carbono, contribuyendo a la promoción del coche eléctrico en su red de supermercados.

“Este acuerdo refuerza la estrategia de movilidad sostenible de Iberdrola y evidencia la necesidad de colaboración de todos los agentes implicados en el camino hacia la descarbonización y la mejora de la calidad del aire de nuestras ciudades y municipios. El grupo EROSKI es un claro aliado para avanzar en la puesta en marcha de puntos de recarga en lugares donde los usuarios acuden en su día a día para que puedan realizar sus recargas mientras realizan sus compras o mientras trabajan”, ha explicado el director de Iberdrola Clientes España, David Martínez.

“Con este acuerdo con Iberdrola contribuiremos a crear una red de recarga para vehículos eléctricos de calidad, ampliado así nuestros servicios a disposición de las personas consumidoras. Más de 300 de nuestras instalaciones que reúnen las condiciones que la normativa marca, incorporarán estos puntos de recarga y permitirán acercar aún más la movilidad eléctrica a la ciudadanía. Damos así un nuevo paso más en nuestro compromiso con la neutralidad de carbono y nuestra política de movilidad sostenible y respeto al medio ambiente”, ha afirmado el director de Desarrollo de EROSKI, Javier España.

Compromiso con la la movilidad eléctrica

El grupo EROSKI está fuertemente comprometido con el respeto al medio ambiente y para ello desarrolla distintas acciones enfocadas a la mejora de sus productos, procesos y la sensibilización de consumidores y trabajadores. Por ello, ha redoblado sus esfuerzos en materia de sostenibilidad y uno de los hitos más importantes es su ambicioso compromiso de alcanzar las cero emisiones netas de gases de efecto invernadero en 2050. Este reto se encuentra enmarcado en su adhesión al Código de Conducta sobre negocio responsable de alimentos y prácticas de marketing de la Unión Europea.

EROSKI ha logrado dos estrellas Lean & Green por haber alcanzado el objetivo de reducir un 30 % sus emisiones de CO2 en los procesos de logística y transporte durante los últimos cuatro años. Asimismo, ha reducido más de un 40 % las emisiones de gases de efecto invernadero de alcance 1 y 2 desde 2017, ha sumado nuevos productos ecológicos a su gama, que ya hacen más de 1.400 referencias, ha incorporado el sello de bienestar animal a todas sus carnes blancas, ha continuado reduciendo el plástico y mejorando la reciclabilidad de sus envases, con más de 180 referencias ecodiseñadas. Hace dos años se convirtió en la primera empresa de distribución en España en introducir el nuevo etiquetado ambiental Planet Score y el año pasado sus tiendas ampliaron a una treintena los productos de alimentación y frescos señalizados con este sello.

Además, el pasado año EROSKI obtuvo la certificación Leed Gold por su tienda sostenible de Lakua-Arriaga de Vitoria-Gasteiz, un sello que acredita que el edificio es sostenible y está construido bajo los estándares de ecoeficiencia. Se trata del supermercado más sostenible de toda su red comercial y marca el nuevo modelo energético para sus tiendas.

A la cabeza de la movilidad sostenible

Iberdrola, líder en infraestructura de recarga con una red de más 50.000 puntos de recarga operativos, de los que 6.500 puntos son públicos, impulsa la movilidad sostenible como parte de su estrategia de impulso a la transición energética.

Consciente de que la descarbonización de la movilidad, sector responsable de un 25% de las emisiones de CO2, es clave para la lucha contra el cambio climático, la compañía impulsa la electromovilidad a través de una acción coordinada y eficaz con los principales agentes implicados. Por ello, Iberdrola continúa identificando oportunidades para generar un ecosistema industrial, comercial y de innovación que permita consolidar el desarrollo de la movilidad sostenible.

Como líder energético mundial en energías renovables, se ofrece como ‘partner’ estratégico a las corporaciones y empresas para reducir su huella de carbono. El grupo cubre todo el ciclo de vida del proceso de descarbonización para que sus clientes comerciales e industriales cumplan sus objetivos medioambientales y sean motores y actores principales en la transición energética. Así, ha completado ya más de 100 acuerdos de despliegue de infraestructura con administraciones, instituciones, empresas, estaciones de servicio, concesionarios y fabricantes de vehículos eléctricos.

La energética facilita cualquiera de las opciones necesarias para que cada cliente logre sus objetivos de descarbonización. Desde el suministro de energía 100% verde a través de PPAs hasta servicios como la movilidad eléctrica, el autoconsumo o la bomba de calor, pasando por la electrificación de sus procesos industriales o el empleo del hidrógeno verde.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *