Rápidamente el hidrógeno se ha hecho notar en cada parte del mundo debido a su larga lista de beneficios energéticos y medioambientales. Es por esto mismo que se convirtió en uno de los combustibles favoritos del sector automotriz, siendo el combustible que alimentará al vehículo futurista que veremos próximamente en esta ciudad española.

Un abrupto cambio en el transporte público de esta ciudad

Pues bien, debemos recordar en primer lugar que las altas emisiones de dióxido de carbono se han convertido en una de las amenazas medioambientales más alarmantes, esto se debe a que potencian el efecto invernadero y posteriormente el cambio climático. En base a esto, encontrar una solución efectiva y sostenible como el H2 se ha convertido en una tarea imprescindible.

Ya que la primera fuente de emisiones de carbono proveniente de ciudades son los automóviles, se van convirtiendo cada vez en más las empresas que se esmeran en buscar nuevas y mejores alternativas para ofrecer al público y también contribuir con el cuidado del medioambiente, junto a esto, las empresas de transporte público también han puesto manos a la obra.

Es importante mencionar que, en enero de 2022 se puso en marcha en España el primer autobús urbano de la empresa Alsa impulsado por hidrógeno como combustible, este mismo fue establecido en una linea de manera permanente.

Este mismo autobús fue puesto a operar en la Línea 4 en la Ciudad de Torrejón de Ardoz, el mismo que formaría parte de una red de transporte público de la Comunidad de Madrid. Este mismo es gestionado por el Consorcio Regional de Transportes.

3MAEERREA

Este vehículo conlleva una gran infraestructura para su movilidad

Si establecer las movilidades sostenibles impulsadas por hidrógeno en España es una meta, para ello se requiere una gran inversión para crear centros de repostaje en donde se pueda cargar de combustible a los vehículos mencionados. Fue exactamente eso lo que hizo Alsa.

Para que este proyecto fuera posible, Alsa tomó la decisión de implementar hidrogeneras. La primera de ellas fue colocada en la Comunidad de Madrid, la misma que se destina para el suministro del transporte público, de esta manera se eliminó uno de los principales problemas relacionados con este proyecto.

Es necesario recordar que, el hidrógeno aún no ha llegado a su máxima explotación debido a los complejos problemas de logística que presenta su aplicación en el mundo automotriz, y es que este es un elemento sumamente complejo de almacenar y transportar, debido a esto se cobran grandes cantidades para que su aplicación sea exitosa.

Una ambiciosa meta: cero emisiones en el futuro

De la mano de estos importantes proyectos sostenibles y sustentables, la empresa Alsa espera llegar a un nuevo logro aún más complejo y es alcanzar una reducción significativa de emisiones de carbono, algo que no será fácil de lograr. Sin embargo, tiene un plan para hacerlo posible.

Lo que se espera es que, todos los vehículos de transporte público de dominio de Alsa en España sean cero emisiones en un futuro próximo y como meta se fijó el año 2035, convirtiéndose en un proyecto más que apoya a la reducción masiva de emisiones contaminantes, dando el ejemplo e incentivando a más compañías a tomar este tipo de decisiones amigables con el medioambiente.

A pesar de lo difícil que pueda sonar, la neutralidad del dióxido de carbono cada vez se hace más presente con proyectos de este prestigio, es por eso que resulta de suma importancia que sean más las empresas y fábricas que se sumen a este compromiso, dejando en el olvido a los combustibles fósiles tradicionales conocidos por sus altos índices de contaminación.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *