Aves marinas amenazadas: crean un juego de mesa para concienciar a la ciudadanía. Científicos estonios de la Universidad de Tartu están recogiendo donativos para crear un juego de mesa sobre las aves marinas nidificantes. El proyecto pretende ampliar los conocimientos de la gente sobre las aves marinas amenazadas y los problemas a los que se enfrentan.

«Mientras trabajábamos en la colonia de nidificación de aves marinas Matsalu de la isla de Kakrarahu, vimos que las aves tienen muchas estrategias de nidificación apasionantes que se entrelazan con la ubicación del nido, así como las relaciones entre las distintas especies. Nos pareció que podíamos poner todo esto en el formato de un juego de mesa para concienciar a la ciudadanía sobre las aves marinas«, explica Sepp a ERR.

«En el grupo de trabajo todos somos grandes entusiastas de los juegos de mesa y por eso empezamos a crear y probar juntos el juego de mesa «Kajakasaar». Llevamos dos años desarrollando el juego y, en todas las decisiones de desarrollo, siempre nos hemos basado en lo que sería realista y estaría en armonía con lo que ocurre en la naturaleza«, añadió.

En el juego, los jugadores asumen el papel de gaviotas reidoras con el objetivo de anidar con éxito. Gana quien consigue incubar los tres huevos. Para ello, debe elegir un lugar adecuado para anidar: las distintas zonas ofrecen ventajas, pero también hay peligros en cada lugar.

Las cartas pueden utilizarse para poner nuevos huevos, enviar depredadores a otros nidos o proteger el propio. Como en la naturaleza, mucho depende del azar. Los dados y la rueda meteorológica también aportan un elemento de suerte. Los dados eligen si el tiempo será bueno o malo y si los depredadores se fijarán en los huevos de la playa.

AMBILAMP 350x238px AMBI segway min

Crean un juego de mesa para concienciar a la ciudadanía sobre las aves marinas amenazadas

Sepp y su equipo crearon una ONG sin ánimo de lucro, Aves Maris, para distribuir el juego de mesa. Además de aumentar los conocimientos de la gente sobre las aves marinas, también quiere recaudar dinero para la investigación. Por ejemplo, cada año los científicos intentan llevar a Matsalu el mayor número posible de voluntarios y estudiantes.

«Desgraciadamente, las tasas superan la capacidad de la subvención nacional para cubrir el coste del trabajo de campo. Hemos empezado a cubrir algunos gastos de nuestro bolsillo. Si consiguiéramos más voluntarios a través de la ONG, sería una gran ayuda», afirma el ecólogo animal.

Sepp afirma que las aves marinas, especialmente las gaviotas, se han ganado una mala reputación entre la gente de ciudad, pero son una de las especies más vulnerables. La desaparición de los lugares de nidificación empuja a las aves hacia la ciudad en busca de un estilo de vida más sencillo. La competencia en torno a los lugares de nidificación ha sido advertida por los científicos de Matsalu.

Dice que la densidad de población de la isla de Kakrarahu aumenta cada día porque hay más gaviotas reidoras y especies diferentes, como gaviotas plateadas y cisnes mudos. «Todas estas aves tienen que competir cada vez más por un lugar donde anidar».

«Los factores medioambientales de origen humano que afectan a las aves marinas son la contaminación marina y la sobrepesca, que provocan escasez de alimentos. Además, el cambio climático hace más peligrosos los viajes de las aves. Comprender y proteger mejor a las aves marinas ayudaría a mejorar su situación», explicó Sepp. El equipo está recaudando dinero en la plataforma Hooandja.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *