Canarias: informe ‘Banderas Negras 2024’. Ecologistas en Acción ha presentado su informe Banderas Negras 2024, con el que saca a la luz los casos más significativos de contaminación y mala gestión ambiental de las costas del Estado español. Como cada año desde 2005, se han otorgado un total de 48 Banderas Negras, dos por provincia y/o ciudad autónoma. En esta edición se ha hecho especial hincapié en los problemas sociales y medioambientales provocados por la turistificación y la urbanización del litoral, en especial de las islas Canarias, donde la organización ecologista participa en el movimiento ciudadano ”Canarias tiene un límite”. Por primera vez el informe será presentado desde Canarias dada la grave situación ambiental y social que atraviesan las islas y como muestra de apoyo a las movilizaciones por un cambio de modelo del 20A.

Además del estudio en formato informe, se pueden encontrar los resultados en formato mapa o estructurados por provincias, comunidades/ciudades autónomas y años, en la página web de la organización ecologista. Un año más desde 2005, y después de una nueva inspección de los más de 8.000 kilómetros del litoral, la organización ecologista ha presentado el informe Banderas Negras 2024, este año en rueda de prensa semipresencial desde Tenerife. Se han otorgado un total de 48 Banderas Negras, dos por provincia y/o ciudad autónoma, una Bandera Negra por contaminación y otra por mala gestión ambiental de las costas del Estado español.

El informe recoge las afecciones  ambientales más graves en el litoral del Estado español, “aunque no son las únicas, solo las más llamativas”, según advierten desde la organización ecologista.

Las 48 Banderas Negras concedidas este año se clasifican de la siguiente manera en función de su naturaleza:

  • Urbanización de la costa, a veces incluso invadiendo el Dominio Público Marítimo-Terrestre (15).
  • Vertidos, deficiencias en los sistemas de saneamiento y graves problemas de depuración (16).
  • Contaminación química, lumínica y/o acústica (6).
  • Daños al patrimonio histórico y cultural en DMPT (1).
  • Acumulación de basuras marinas (3).
  • Dragados y ampliaciones portuarias sin justificación (3).
  • Afecciones a la biodiversidad (4), aunque por lo general este es un daño colateral en cualquiera de las otras Banderas Negras otorgadas.

En esta edición se han observado problemáticas similares a las anteriores, aunque esta vez se ha querido destacar uno de los mayores problemas sociales y ambientales de la costa: la turistificación y urbanización del litoral. Un problema que destaca especialmente a las islas Canarias, cuya población está organizada alrededor de la campaña “Canarias tiene un límite”, con la que se denuncian las agresiones y amenazas que ponen en peligro la conservación de estas islas y el futuro de las generaciones venideras.

Las Banderas Negras otorgadas en Canarias dan cuenta del listado de agresiones al litoral por la acción del desarrollo hotelero

De esta forma, el informe refleja cómo los hoteles Oliva Beach y Tres Islas, propiedad de RIU en Fuerteventura, se sitúan dentro del dominio público y en medio de un espacio natural como las Dunas de Corralejo, mientras el Gobierno de Canarias, lejos de defender el bien común, el cumplimiento de la ley y velar por la restauración del ecosistema, ha defendido los intereses de la empresa infractora.

También en Tenerife los hoteles La Tejita y Cuna del Alma, que estaban paralizados cautelarmente por incumplir leyes medioambientales, han sido reactivados de nuevo por el Gobierno de Canarias, otra vez en beneficio de la empresa infractora.

La figura del “interés insular” está siendo utilizada por los cabildos de La Palma y El Hierro para declarar de interés general macroproyectos turísticos privados, como el resort de La Frontera, en El Hierro, el campo de golf con villas de lujo de La Pavona y el balneario Dichosa Wellness Clinic en La Palma. “Son unos ejemplos, entre otros muchos, que avalan esta carrera suicida y sin límites por la que apuestan nuestros gobernantes en beneficio exclusivo de los intereses empresariales”, ha afirmado Pablo Díaz, portavoz de la organización ecologista.

La organización ecologista ha señalado que el metabolismo de la actividad turística en Canarias es altamente intensivo en el requerimiento de grandes cantidades de materiales y energía de las que no se disponen, y a su vez genera ingentes cantidades de residuos y contaminantes que son incapaces de ser asimilados por el propio territorio.

La huella ecológica de Canarias se corresponde con la de un territorio 27 veces superior. “En otras palabras, necesitamos un territorio 27 veces mayor para satisfacer todas las demandas del modelo económico y desarrollo del archipiélago. De ahí que hablemos del modelo actual como un modelo insostenible y cortoplacista abocado al fracaso”, ha añadido Pablo Díaz.

El representante de la organización ecologista ha concluido: “Mientras la clase política se vanagloria de ofrecer cifras récord en la llegada masiva de turistas a las islas y exhiben cifras mil millonarias en beneficios, Canarias ostenta otro récord, pero en pobreza y desigualdad social, con más de un 35% de la población en riesgo de pobreza y exclusión social, más de un 13% en pobreza extrema y una tasa de desempleo del 20%. Es imprescindible que las instituciones públicas tomen las medidas necesarias para paliar la gentrificación que sus políticas neoliberales han favorecido. Hay que transitar hacia un modelo fiscal más redistributivo, que reparta la riqueza, que no privatice los beneficios mientras se socializan las pérdidas, que apueste por la desturistificación y que implante también una ecotasa finalista dirigida a mitigar los impactos ambientales que esta actividad produce”.

Este año los pélets plásticos como protagonistas

Otro grave problema ambiental que sufre el litoral del Estado español, y que recoge el informe Banderas Negras 2024, es la alta concentración de plásticos. Para la organización ecologista, el vertido de pélets plásticos que afectó la costa gallega a principios de este año ayudó a concienciar sobre la gravedad de esta problemática y visibilizó lo expuesta que está la costa a este tipo de desastres si no se legisla adecuadamente para reducir el uso de plásticos y asegurar su modo de fabricación y transporte.

Cristóbal López, portavoz de la organización ecologista, ha afirmado que, lejos de ser un problema exclusivamente gallego, la alta contaminación por plástico llega hasta las playas de la Costa Dorada, casi más plásticas que arenosas, afectadas por el gran problema ambiental derivado de los vertidos de pellets plásticos del complejo petroquímico del Camp de Tarragona.

En el informe presentado hoy han participado todas las federaciones costeras de la organización ecologista. En su presentación, López ha concluido: “Queremos agradecer a todas las personas que han colaborado de manera desinteresada en la elaboración de este informe. Personas activistas y voluntarias de los grupos locales de la organización ecologista que, gracias a su trabajo, han hecho posible que el informe de Banderas Negras salga a la luz un año más”.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *