El mundo se encuentra en una delicada crisis hídrica que afecta a gran parte de la población global, estuvimos se ha tratado de solucionar a través de campañas y proyectos sobre la concientización de la importancia del agua potable, para apoyar a esta problemática muchos científicos e investigadores han puesto manos a la obra para crear innovadoras maquinarias capaces de depurar y recolectar agua de los lugares menos esperados.

Un nuevo descubrimiento podría cambiar por completo la manera en la que manejamos el agua potable

Como muchos saben, el agua potable se encuentra literalmente a nuestro alrededor, para ser específicos en el aire. Sin embargo, la utilización de esta ha sido inaccesible debido al estado en el que se encuentra. A lo largo del tiempo se han desarrollado diferentes métodos para poder recolectarla.

A pesar de estos grandes esfuerzos la mayoría de estos proyectos requieren de grandes cantidades de energía o ciertos problemas de logística relacionados con el funcionamiento constante de la maquinaria, algo que no podría ser factible ya que los lugares que más necesitan de estas invenciones son aquellos que no tienen acceso a recursos básicos.

Ahora, específicamente ingenieros de la ETH de Zúrich han sido capaces de desarrollar un nuevo invento con la posibilidad de extraer agua totalmente potable del aire. Este hecho podría ayudar significativamente a más de una población que atraviesa las grandes repercusiones de las sequías detonadas por el devastador cambio climático.

Estamos hablando de un innovador destilador solar inverso de ETH, con este mismo se pretende anular por completo los problemas relacionados con la necesidad externa de energía y las fluctuaciones de la temperatura que impide el funcionamiento continuo de las maquinarias ya conocidas.

¿En qué se basa este proyecto?

Básicamente podríamos decirse que es una caja diseñada que está hecha para enfriarse rápidamente en comparación con la temperatura del entorno exterior. De esta misma manera el vapor de agua es capaz de condensarse más fácilmente.

Para mantener el frío esta caja está formada por un cristal recubierto con capas de plata y un polímero especialmente diseñado. Esto mismo permitiría que se pueda reflejar la luz para evitar que se caliente, entrando en más detalles, el calor que es captado se emite una longitud de onda infrarroja y hace que se ventile en el frío del espacio.

La estructura se basa principalmente en un gran cono en la parte superior de la caja que actúa como un escudo contra la radiación, desviando el calor ambiental distribuido en el aire y manteniendo la luz del sol fuera de la superficie superior de esta caja ya mencionada.

¿Cuales fueron los resultados de este prometedor proyecto?

El prototipo fue una caja que puede estar hasta 15 grados más fría que la temperatura en el exterior, según informó el equipo. Esto quiere decir que, de esta manera se crean condiciones ideales para la condensación final del agua que se acumula en la superficie en el techo de la caja.

El equipo en cuestión pudo recoger un total de 4,6 mil de agua por día, llegando a utilizar una superficie de 10 centímetros de ancho. Si ampliamos este modelo podemos llegar a recolectar hasta 1,3 litros por día por metro cuadrado. Esto podría ser realmente beneficioso para una amplia lista de familias que atraviesan momentos de sequía, sin contar aquellas que no tienen acceso a recursos básicos como lo es el agua.

La crisis hídrica global afecta a millones, y las soluciones actuales pueden no ser eficientes en muchas áreas. Con la nueva alternativa de los Ingenieros de la ETH de Zúrich, un destilador solar inverso que extrae agua potable del aire sin energía externa, capaz de recolectar hasta 1,3 litros de agua por metro cuadrado al día, ofrece una solución efectiva y sostenible para comunidades más desfavorecidas.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *