El nuevo Gobierno neerlandés de extrema derecha recorta normativas medioambientales: el Partido por la Libertad neerlandés, que encabeza Geert Wilders, ha logrado pactar con otros tres partidos de centroderecha del país para formar un nuevo Gobierno. Para llegar a un acuerdo ha tenido que renunciar a un referéndum sobre la posible salida de Países Bajos de la Unión Europea (UE), pero su presencia en el Gobierno neerlandés de extrema derecha da pie a nuevas y preocupantes políticas pactadas.

Geert Wilders ha conseguido enfrentar a los ecologistas con los agricultores

Uno de los principales puntos de roce entre Wilders y la UE ha sido la aplicación de objetivos para reducir el impacto medioambiental, un enfoque que el político ha denunciado en repetidas ocasiones a favor de medidas que reduzcan la dependencia energética y de recursos naturales. En el acuerdo se contempla la expansión de la explotación de yacimientos de gas natural y de la producción de energía nuclear, eliminando asimismo los planes de poner impuestos adicionales a las emisiones de la industria del carbón. Wilders no aceptará más restricciones nacionales.

Algunos de los mayores beneficiados de estas medidas son los agricultores, ya que disfrutarán de reducciones en las regulaciones medioambientales, incluyendo la limitación de ganado (una estrategia para reducir las emisiones de gases) y la obligación de cerrar granjas cerca de reservas naturales. Además, la coalición de extrema derecha promete abaratar el diésel para los granjeros y aumentar el máximo de la velocidad permitida en las autopistas. También reducirán los impuestos por consumo de energía.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *