Un búnker submarino tiene encerrada una energía. Hablamos de 4 MWh para tener electricidad gratis. El concepto de ‘electricidad gratis’ ya lo vimos latente en la tinta fotovoltaica que produce energía con bombillas. Aunque este búnker tiene el mismo resultado, se trata de un sistema completamente distinto. La electricidad juega un papel fundamental en nuestra vida diaria, aunque solamos darla por sentado.

Desde el momento en que nuestros ojos se abren por la mañana, comenzamos a realizar acciones que necesitan de este bien. La iluminación de los ambientes de una casa, el calentamiento del hogar, la carga de nuestros dispositivos electrónicos… Todo necesita energía, todo necesita electricidad.

Siguiendo esta misma línea, la electricidad también es sumamente necesaria en el ámbito de la salud. Los hospitales y los centros médicos dependen de ella para abastecer sus equipos médicos, mantener la iluminación, mantener una climatización adecuada y garantizar el correcto funcionamiento de los sistemas de emergencia.

Imagina conseguir esta energía gracias a un búnker submarino: ¡electricidad gratis!

El búnker submarino del que hablamos tiene el sello de la empresa israelí BaroMar. Se trata de un sistema de almacenamiento de energía submarino en aire comprimido (CAES) que alcanza una eficiencia de hasta el 70%. Se distingue por sus tanques submarinos.

Jacobs, de la mano de BaroMar, ha puesto en marcha una propuesta revolucionaria: la creación del diseño preliminar de un sistema de almacenamiento de energía subacuático a gran escala y de larga duración. Por ahora, es un proyecto piloto ubicado en las costas de Chipre. Supone una transformación en el campo de la energía sostenible, trayendo una aplicación práctica y escalable. Una solución simple, eficiente, rentable y respetuosa con el medio ambiente.

El método tiene su base en el aprovechamiento de tecnologías maduras en energía y sistemas marinos, combinadas con la presión hidrostática del agua del mar. Así permite disminuir los costos de instalación y lograr el costo nivelado de almacenamiento (LCOS, por sus siglas en inglés) más bajo posible.

Su objetivo es obtener una eficiencia de ciclo completo de hasta un 70%. Así se convierte en una solución fiable para enfrentar los desafíos planteados por las fuentes renovables intermitentes, como la energía eólica y solar, y sus altos costes de infraestructura.

¿Cómo funciona el búnker submarino que guarda energía?

El proyecto piloto de 4 MWh está basado en el almacenamiento de aire comprimido en tanques rígidos anclados al lecho marino. Estos tanques fueron creados para soportar el contexto marino, las fuerzas de la presión del aire y agua durante los periodos de instalación y operación.

“Este proyecto requiere un extenso levantamiento geofísico, geotécnico y batimétrico, investigación, estudio de factibilidad y permisos para la instalación de tanques a grandes profundidades para las necesidades de equipos mecánicos y eléctricos en tierra .Este trabajo subraya el compromiso de Jacobs de impulsar la innovación y la sostenibilidad en todos los sectores para ofrecer energía limpia resiliente y libre de carbono», expuso el vicepresidente de Jacobs, Fiachra Ó Cléirigh, según recoge la página web de Jacobs.

Por otra parte, Yonadav Buber, director ejecutivo de BaroMar, defiende la importancia del proyecto: “A medida que el mundo se gradúa de los combustibles fósiles para su suministro de energía primaria a las energías renovables, existe un imperativo igual para ofrecer soluciones de almacenamiento rentables y de bajo impacto”.

“La tecnología de BaroMar aprovecha el exceso de electricidad de la red y la almacena de forma segura bajo la superficie del mar, para ser movilizada cuando sea necesario. Con sus bajos requisitos de capital y su mínimo mantenimiento, se trata de una solución sostenible, respetuosa con el medio ambiente y escalable que reforzará las ambiciones de cero emisiones netas, al tiempo que ofrecerá al mundo un suministro seguro en tiempos de crisis energética o imprevisibilidad. La destreza y la trayectoria en ingeniería de Jacobs los convierten en un socio ideal para generar un impacto transformador en el espacio de soluciones de almacenamiento de energía de larga duración”.

El búnker submarino que encierra energía es un avance importante para responder a la creciente demanda de soluciones, demanda que se están supliendo también con otros inventos, como el aerogenerador más grande de la historia.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *