Un demoledor informe de Asociación Valenciana de Empresas del Sector de la Energía (AVAESEN) analiza la situación de la energía renovable en la Comunitat Valenciana. Una de las conclusiones extraídas es la pobre instalación de energías renovables en los últimos años y que es necesaria una amplia reforma legislativa para reducir la burocracia y acelerar el despliegue de las energías renovables. Las fuentes de energía contaminante supone más del 70 % de la potencia instalada en la Comunitat Valenciana.

La Asociación Valenciana de Empresas del Sector de la Energía (AVAESEN) ha publicado hoy el Informe de Situación de las Energías Renovables en la Comunitat Valenciana, un documento demoledor que estudia a fondo la situación de las energías renovables en territorio valenciano y lo sitúa en el contexto español. El objetivo del documento es poner en perspectiva las cifras de los últimos años y ser una herramienta útil para comprender la realidad del desarrollo de las energías renovables en la Comunitat Valenciana.

Al respecto de la instalación efectiva de capacidad de energías renovables en la Comunitat Valenciana en los últimos años, las cifras del informe demuestran que el territorio no ha estado a la altura de los desafíos que presenta la transición energética, ya que hoy en día reflejan una parálisis y un bloqueo burocrático debido a la normativa actual. De hecho, el informe destaca que durante el período 2019-2023, la media de instalación ha sido de 30 MW al año. De continuar a este ritmo, se requerirían casi 150 años (año 2174) para alcanzar la meta fijada para el año 2030.

21423c1a95f39b9c595360e6f13b4c3f

En este sentido, Marcos J. Lacruz, presidente de la Asociación Valenciana de Empresas del Sector de la Energía (AVAESEN), ha afirmado que la aceleración del modelo energético es clave para la competitividad de la industria y la descarbonización de la economía valenciana. “Algo -ha apuntado Lacruz- que ya han comprendido otras comunidades autónomas que, al ser comparadas con la potencia instalada de la Comunitat Valenciana, nos deja en una clara situación de inferioridad competitiva”. Asimismo, la potencia instalada proveniente de energías renovables a nivel estatal avanza a buen ritmo y ésta, según el informe, pone de manifiesto que gracias a las energías renovables en 2023 se dejaron de emitir a la atmósfera el equivalente a plantar 173 millones de árboles adultos en España.

Según Lacruz: “La Comunitat Valenciana ha instalado muy poca energía renovable en los últimos años, muy por debajo de la contribución que le correspondería por su peso demográfico, territorial y en el consumo eléctrico del país. La escasa instalación de energías renovables en la Comunitat Valenciana hace que la generación eléctrica con energías renovables esté prácticamente estancada. Lamentablemente, la situación no parece que vaya a cambiar demasiado en 2024 porque, aunque consiguiéramos revertir la situación de bloqueo administrativo, los tiempos de construcción de los proyectos y su conexión a red harán que 2024 sea otro año perdido en términos de contribución renovable en la Comunitat Valenciana”.

La Comunitat Valenciana va con retraso en el despliegue de las energías renovables

A finales del año 2023, el 61 % de potencia instalada en España (en MW) era de energías renovables, mientras que la contribución de la Comunitat Valenciana respecto a la capacidad instalada de energía renovable total era de alrededor del 3 % de la total instalada a nivel nacional. En la Comunitat Valenciana, específicamente, la potencia instalada de energías renovables es 2.406,8 MW, lo que supone un 29 % de la potencia instalada total de la Comunitat Valenciana, y que asciende a 8.340 MW, manteniéndose en una ratio muy similar al de 2019, en el que se obtuvo un 27 %.

Estas cifras insuficientes son indicativas del retraso en la tramitación del potencial renovable proyectado. A pesar de la mala situación general, la Comunitat Valenciana está mucho mejor posicionada en el ámbito del autoconsumo, representando casi el 13 % del total nacional en esta área. Este hecho indica un compromiso significativo por parte de la ciudadanía y empresas valencianas con la generación de energía renovable, limpia y sostenible.

Por otra parte, las fuentes de energía no renovable aún mantiene una presencia muy mayoritaria, con 5933,7 MW en 2023, suponiendo más del 70 % de la potencia instalada en la Comunitat Valenciana.

Estas cifras tan poco positivas reflejan un retraso considerable en comparación con las expectativas y objetivos establecidos. Es evidente la necesidad de identificar las causas subyacentes de este estancamiento y trabajar en la implementación de soluciones efectivas para revertir la situación.

En este sentido, Pedro Fresco, director general de la Asociación Valenciana de Empresas del Sector de la Energía (AVAESEN) ha manifestado: “Necesitamos un cambio radical de tendencia. Cada año que perdemos nos alejamos más de las comunidades autónomas líderes. Comunidades que están instando a las nuevas industrias a que se instalen en sus territorios, ya que se genera la energía allí. O revertimos ya esta situación o perderemos multitud de oportunidades”.

Destacamos el autoconsumo en la Comunitat Valenciana

En autoconsumo, la Comunitat Valenciana destaca frente al resto de CCAA, con casi el 13 % del autoconsumo de España. Este logro se debe, principalmente, a un claro compromiso político por parte de ayuntamientos, al ofrecer deducciones en el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) y bonificaciones en el Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO). Asimismo, la Generalitat Valenciana ha mostrado su apoyo con la deducción en el IRPF y las ayudas a las instalaciones de autoconsumo individual, colectivo y a las Comunidades Energéticas.

Fresco lamenta que el autoconsumo colectivo haya sido anecdótico en la transición energética en la Comunitat Valenciana, dado que solo el 0,62 % de las instalaciones realizadas hasta la fecha corresponden a esta modalidad. “Este sistema -ha dicho- es una poderosa herramienta para fomentar la competitividad de nuestro tejido industrial que está pasando desapercibida y que debería tenerse en cuenta para avanzar en la descarbonización y competitividad que necesitamos”.

Conclusiones

A pesar de los avances a nivel nacional y el impulso global hacia las energías renovables, el informe concluye que existe un estancamiento en la instalación de energía renovable en la Comunitat Valenciana.

En este sentido, la instalación masiva de almacenamiento es vital para alcanzar los objetivos de capacidad fotovoltaica y eólica establecidos. En última instancia, para cumplir los ambiciosos objetivos del PNIEC, se requiere una reforma regulatoria urgente, la electrificación económica y más personal técnico. España lidera en energías renovables, pero la Comunitat Valenciana necesita acciones decididas por parte de las administraciones para alcanzar los objetivos establecidos y aprovechar su potencial al máximo.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *