La región se prepara para sufrir más lluvias torrenciales e inundaciones serias, estas lluvias podrían empeorar con la llegada del ciclón tropical Hidaya, advirtió el viernes la Organización Meteorológica Mundial (OMM).

Prepararse para el impacto de las lluvias torrenciales e inundaciones

Clare Nullis, portavoz de la Organización Meteorológica Mundial (OMM), declaró a los periodistas en Ginebra que este ciclón tropical es el primero de este tipo que se desarrolla en África oriental y que tendrá un «impacto muy grande».

Según Nullis, Tanzania sufrirá especialmente las consecuencias, ya que el suelo está anegado y «está a punto de recibir aún más lluvias».

Kenia también está en alerta máxima tras el desbordamiento de una presa el lunes, que causó la muerte de al menos 45 personas.

Preocupación por los refugiados climáticos

Por su parte, la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR), expresó especial preocupación por los miles de refugiados climáticos y otras personas desplazadas en África Oriental que han quedado desarraigadas una vez más tras la devastación de sus hogares.

En Kenia, casi 20.000 personas de los campos de refugiados de Dadaab, donde viven más de 380.000 refugiados, se han visto desplazadas por la subida del nivel del agua. Muchos de ellos se encuentran entre los que llegaron en los últimos dos años huyendo de la grave sequía en la vecina Somalia.

Unos 4000 residentes se refugian actualmente en seis escuelas cuyas instalaciones han sufrido graves daños. Otros se alojan en casa de amigos o familiares en otros lugares del campo, donde varias letrinas se han derrumbado, poniendo a los refugiados en peligro de contraer enfermedades mortales transmitidas por el agua.

Refugiados climáticos obligados a reubicarse

Mientras tanto, en Burundi, unos 32.000 refugiados climáticos, aproximadamente la mitad de la población refugiada del país, viven en zonas afectadas por las inundaciones, y 500 necesitan ayuda urgente. Las familias refugiadas de la capital, Bujumbura, han tenido que trasladarse varias veces debido a la subida del nivel del agua.

Según ACNUR, el acceso a alimentos y otros artículos de primera necesidad es cada vez más difícil, ya que los precios se han disparado debido a las elevadas tarifas que hay que pagar por el uso de canoas para transportar mercancías.  La educación se ha paralizado debido a la inundación de las aulas y la destrucción del material didáctico.

Fuera de Bujumbura, los precios de los alquileres se han duplicado, por lo que a muchas familias de refugiados climáticos les resulta demasiado caro trasladarse. Entre las zonas más afectadas se encuentra la comuna de Nyanza Lac, en la provincia de Makamba, donde se han asentado 25.000 refugiados burundeses que regresaban a sus hogares desde el exilio en los últimos años.

Otros países de África Oriental donde los desplazados climáticos se encuentran entre los más afectados por las lluvias son Somalia. Más de 46.000 desplazados internos en cinco localidades del sur se han visto obligados a reubicarse debido a las inundaciones repentinas.

En Tanzania, más de 200.000 refugiados climáticos, principalmente de la República Democrática del Congo y Burundi, alojados en dos campos, se han visto afectados. Los refugios de los campamentos han sufrido daños que han afectado a unas 200 familias.

ACNUR: protección a los refugiados climáticos y las comunidades afectadas

En toda África Oriental, el ACNUR está colaborando estrechamente con las autoridades locales y sus socios, proporcionando ayuda crucial y servicios de protección a los refugiados climáticos y a las comunidades afectadas.

La agencia está proporcionando a los refugiados en Kenia lonas, mosquiteras, jabón, bidones y otros artículos de socorro, con especial atención a las personas mayores y discapacitadas. También se está ayudando a las familias a reubicarse en lugares más seguros.

Las actividades del ACNUR forman parte de la respuesta más amplia a la crisis en Kenia, donde la ONU y sus socios han ayudado hasta ahora a unas 125.000 personas. El coordinador residente de la ONU en el país, Stephen Jackson, dijo que el apoyo general incluye refugio, alimentos, medicinas y dinero en efectivo, además de mantas y mosquiteras.

«Creo que la preocupación es que va a llover más, por lo que sabemos que las necesidades van a agravarse antes de mejorar», declaró Stephen Jackson.

En Burundi, ACNUR proporcionará kits de refugio y ayuda en efectivo para apoyar a los refugiados climáticos como parte de la respuesta interagencial liderada por el Gobierno. Miles de antiguos refugiados burundeses que han regresado a sus hogares se encuentran entre las personas prioritarias para recibir ayuda.

Los equipos de Tanzania están trabajando con socios locales para rehabilitar los refugios de los refugiados climáticos, mientras que en Somalia se está entregando asistencia de protección crítica y artículos de primera necesidad a las familias desplazadas internamente.

El cambio climático está haciendo que muchas partes del mundo sean inhabitables

ACNUR dijo que el cambio climático está haciendo que muchas partes del mundo sean cada vez más inhabitables, especialmente las regiones frágiles como África oriental y el Cuerno de África, y que las inundaciones revelan lagunas en la preparación y la acción temprana.

«Los fondos disponibles para hacer frente a los efectos del cambio climático no llegan a los desplazados climáticos ni a las comunidades que los acogen. Sin ayuda para prepararse, resistir y recuperarse de los impactos relacionados con el clima, se enfrentan a un mayor riesgo de nuevos desplazamientos climáticos«, dijo la agencia.

El mes pasado, ACNUR puso en marcha su primer Fondo de Resiliencia Climática para proteger a los refugiados y desplazados de las crisis climáticas.

El objetivo es recaudar 100 millones de dólares para finales de 2025. Las contribuciones apoyarán iniciativas como proporcionar más energía renovable para abastecer el agua, las escuelas y las infraestructuras sanitarias utilizadas por los refugiados climáticos y las comunidades de acogida.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *