Durante un largo tiempo se creyó que los incendios forestales estaban relacionados con el cambio climático a través del calentamiento global, sin embargo, hay otro factor que podría están incluyendo aún más. Estamos hablando del un conocido gas que potencia el crecimiento de las plantas, provocando aún más los efectos nocivos del fuego.

Un motivo más para mitigar las emisiones de este gas: conoce sus efectos sobre los incendios forestales

Antes de continuar, es necesario que recordemos a uno de los gases principales que potencian al fenómeno del efecto invernadero. Este mismo se encuentra las emisiones de los coches a combustión, en grandes fábricas industriales, incluso se obtiene al crear electricidad a través ciertas fuentes de energía.

Estamos hablando del dióxido de carbono, el es el gas que está contribuyendo significativamente al incremento en la frecuencia y también en la gravedad de los incendios forestales que alarman al mundo, según un reciente estudio llevado adelante por la Universidad de California en Riverside.

21423c1a95f39b9c595360e6f13b4c3f

Esto se debe a que el excedente de dióxido de carbono disponible en la atmósfera está favoreciendo al crecimiento de las plantas, por otro lado, el CO2 es lo que está incrementando la ampliación de zonas verdes, las mismas que posteriormente son quemadas, es decir, sirve como combustible para los incendios.

Conoce cómo este gas provoca el aumento de la biomasa

Cómo ya mencionamos antes, con frecuenta suele relacionarse el aumento de los incendios forestales con el cambio climático, específicamente por el aumento de condiciones más cálidas y secas. Es por eso mismo que este estudio sugiere que el efecto del CO2 en el crecimiento de las plantas puede ser una de las primeras causas en el esparcimiento de estos catastróficos eventos.

La investigación mencionada antes también fue publicada en Communications Earth & Environment. En este proyecto se buscó la manera de comprobar que el exceso de dióxido de carbono presente en la atmósfera está aumentando y acelerando el crecimiento de las plantas, finalmente se logró al probar con ocho experimentos diferentes que avalaron el estudio.

Para comprender mejor lo que sucede, es necesario tener en cuenta que en el proceso de fotosíntesis se requiere del dióxido de carbono para que las plantas tengan la capacidad de convertir en alimento la luz solar que reciben. En conclusión, las grandes cantidades de CO2 provenientes de la constante quema de combustibles de origen fósil, sirven de alimento para la naturaleza y contribuye al crecimiento de las plantas.

Las plantas sobrealimentadas por este gas contaminante tienen más posibilidades de potenciar a los incendios forestales, provocando una mayor propagación del fuego, el mismo que emana más dióxido de carbono que favorece al devastador efecto invernadero.

Importancia en la prevención de incendios forestales

Además de considerar el efecto del calor intenso y la escasez de lluvias como una manera de inflamar la vegetación, es crucial reconocer el papel del dióxido de carbono (CO2) en este proceso. Los estudios realizados en la Universidad de California aseguran que, el aumento de este gas en cuestión disperso en la atmósfera puede hacer que las plantas se conviertan en una serie de vegetación más inflamable y propensa a los incendios forestales.

Es por esto mismo que resulta de completa importancia abordar el gran problema de las emisiones de CO2, pues es fundamental para mitigar una larga lista de problemáticas ambientales que afectan a millones de personas y ahora se suma el inminente riesgo de incendios.

Este proyecto solo representa un motivo más para concientizar sobre los efectos nocivos del dióxido de carbono. Por este motivo se requiere una toma de medidas preventivas a nivel mundial, las que resultarían esenciales para proteger al planeta y minimizar los riesgos para las comunidades que se encuentran cercanas a áreas forestales.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *