Cuatro billones de euros al año para las energías limpias

La Agencia Internacional de Energía estima que se necesita invertir cuatro billones de euros de aquí a 2030 en energías limpias para darle el impulso necesario a la transición energética y a la descarbonización de la economía. Solo la UE necesita 1,5 billones de euros anuales, el doble de lo que se ha venido invirtiendo hasta ahora. Aunque el aumento de la inversión ha sido importante (en 2022 se gastaron 158.000 millones de euros más que el año anterior solo en la UE), no es suficiente.

Se prevé una la brecha de financiación de al menos 40.000 millones de euros anuales de inversión pública y otros 160.000 millones adicionales desde el sector privado. El presupuesto de la UE para el periodo 2021-2027 ya contempla más de 578.000 millones de euros para la transformación verde de la economía (un 32 % de todo el presupuesto) a los que también hay que sumar un aumento del esfuerzo financiero nacional en muchos de los países de la Unión.

La búsqueda de un futuro más verde está estancada por una compleja red de obstáculos en las soluciones climatech. Además del déficit de inversión, también existe una brecha importante a nivel tecnológico. Las turbinas eólicas o los paneles fotovoltaicos son tecnologías maduras y bien asentadas, pero no son suficientes para lograr los objetivos de descarbonización. Se calcula que más del 75% de la reducción de emisiones debe provenir de tecnologías consideradas emergentes. Para acelerar su desarrollo, son necesarios más de 3 billones de euros de inversión anual durante esta década y la siguiente.

¿Puede ayudar el venture capital en las ‘climatech’?

Venture capital y capital inversión en las climatech han ido en aumento en los últimos años. Las inversiones en startups de tecnologías climáticas y tecnologías limpias pasaron de 43.300 millones de dólares en 2019 a 97.300 millones de dólares en 2022, de los cuales las empresas emergentes europeas captaron alrededor del 30 % y las estadounidenses, un 35 %, sin embargo, todavía es necesario atraer más capital, sobre todo para escalar las tecnologías y, en particular, en aquellos sectores más contaminantes.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *