El biometano es un gas renovable que se obtiene a partir del biogás, tras someter este último al ‘upgrading’. La Unión Europea quiere incrementar su producción de biometano hasta los 35.000 millones de metros cúbicos anuales para 2030, tal y como se incluye en el plan RePowerEU.

14 organizaciones ambientales independientes sin ánimo de lucro han enviado una carta a los responsables claves de la UE, criticando este empuje político e industrial, que carece de una base científica independiente y consideran no se puede producir de forma sostenible.

Hacia las próximas elecciones europeas y, por tanto, la configuración de un nuevo Parlamento en la UE, exigen una revisión de los objetivos de biometano, contando con los estudios de personas expertas en alimentación y uso sostenible de la tierra, para garantizar que su producción ayude a cumplir los objetivos de clima y sostenibilidad.

21423c1a95f39b9c595360e6f13b4c3f

Las 14 organizaciones ambientales independientes sin ánimo de lucro indican en su carta que no se ha llevado a cabo una evaluación de impacto ambiental y que un estudio de la propia Comisión Europea destacó que solo un nivel mucho más bajo de 24 bcm de biometano podría ser producido de manera sostenible para 2030.

Producir en la UE 35.000 millones de metros cúbicos anuales de ‘biometano’ para 2030

La Asociación Europea de Biogás (EBA) va mucho más allá en sus proyecciones de biometano en la UE. Las 14 organizaciones ambientales independientes sin ánimo de lucro firmantes de la carta señalan que “no se puede establecer ninguna conexión directa entre la producción de biometano y el ahorro de emisiones como contribución al objetivo climático propuesto por la UE para 2040” e inciden en que “la sustitución de la parte del uso de los combustibles fósiles por biometano no garantiza inherentemente la sostenibilidad”. Por ello, proponen “abordar el potencial de reducción de las emisiones junto con la viabilidad de la producción de biometano de cada materia prima”, mediante evaluaciones independientes de la investigación y los impactos ambientales.

La segunda parte de la carta incide en que las proyecciones de la Asociación Europea de Biogás (EBA)ignoran por completo la necesidad de reducir drásticamente la producción de ganado en Europa para reducir drásticamente las emisiones de gases de efecto invernadero, aumentar la seguridad alimentaria y promover dietas más saludables”, tal y como han solicitado los principales asesores científicos de la Comisión Europea. Tampoco tienen en cuenta otro objetivo medioambiental de la UE con respecto a la reducción del desperdicio de alimentos, indispensable para una transición ecológica.

Por último, las 14 organizaciones ambientales independientes sin ánimo de lucro firmantes critican los riesgos significativos asociados al aumento masivo de cultivos para abastecer materias primas para el biometano, con el aumento del uso de pesticidas, agua, pérdida de salud del suelo y descenso de los rendimientos de otros cultivos alimentarios.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *