Llega el primer almacén de CO2 en los Pirineos. Se habla de 5 millones de toneladas al año y una salida al mar. Todo lo contrario al proyecto de incineración de 120.000 toneladas de dióxido de carbono con una bomba. El dióxido de carbono está adquiriendo una reputación pésima desde hace años por su protagónico papel en efecto invernadero y su contribución al cambio climático.

Sin embargo, cabe recordar que el CO2 se trata de un componente natural esencial en la atmósfera terrestre que, además, es crucial en procesos biológicos e industriales. Es más, la fabricación de muchos de los objetos que te rodean incluye este gas entre los elementos necesarios para su desarrollo. Bajo estas circunstancias, el dióxido de carbono no puede considerarse 100% malo.

Más bien, ‘lo malo’ es su acumulación excesiva en la atmósfera. Como muchos otros compuestos, su presencia en exceso es perjudicial para el ser humano, pero en unas cantidades óptimas y aplicaciones adecuadas, el dióxido de carbono puede convertirse en una herramienta más que valiosa en la ciencia y la industria en general.

GLOBAL MASTER Dia Mundial Agua BANNERS 350x104 Dinamico

Los Pirineos recibe el primer almacén de CO2

España y Francia lanzan el primer proyecto conjunto de almacenamiento de CO2 en el Pirineo francés. Yéndonos a lo concreto, la ubicación es la zona Lacq-Meillon. El gestor técnico del sistema galo, Terega, abrió una Convocatoria de Expresión de Interés el año pasado para conseguir una más precisa de las necesidades de la región, a nivel nacional y europeo en cuanto a transporte y almacenamiento de hidrógeno y CO2.

El proyecto Pycasso (Pyrenean CO2 Abatement through Sustainable Sequestration Operation) destina sus esfuerzos a la descarbonización de la industria en la zona del Piamonte pirenaico, pero también podrá utilizarse por empresas españolas.

La Comisión Europea se prepara para aumentar las exigencias a las industrias en todo lo que tiene que ver con el cambio climático. El Ejecutivo comunitario ha solicitado a los estados miembros que brinden orientaciones en la revisión de los Planes Integrados de Energía y Clima. Asimismo, recomienda que se fijen objetivos para capturar y almacenar CO2 para la industria.

El punto de la vista de la Comisión es que, para alcanzar la descarbonización en 2025, se necesitará un equilibrio entre las emisiones restantes y las absorciones de gases de efecto invernadero difíciles de disminuir.

Por esta razón, varias actividades como las industrias de gran consumo de energía como cemento, hierro, acero, aluminio, papel, pasta de papel, refinerías, agricultura tendrán que ponerse metas para implementar técnicas de captura y empleo de carbono para mitigar las emisiones. Dichos sectores disponen de emisiones inherentes a los propios procesos de producción.

El primer almacén de CO2 se instala en los Pirineos

En este contexto, tiene sentido que las diferentes compañías adheridas al proyecto deseen estudiar cómo los antiguos yacimientos del gas del suroeste de Francia pueden utilizarse para descarbonizar las actividades industriales de esa zona y del norte español, que emiten más de 15 millones de toneladas de dióxido de carbono al año

Este proyecto también es un punto importante en el objetivo de neutralidad de carbono para 2040 de los territorios pirenaicos. La misión es capturar CO2, transportarlo y almacenarlo geológicamente de manera permanente en yacimientos de petróleo y gas agotados en la zona pirenaica del Piamonte.

Tras varios estudios, el primer uso e inyección se prevé para 2030, con 1 a 3 millones de toneladas de CO2 almacenadas cada año. La fase 2 del proyecto dará comienzo en 2035, con 5 millones de toneladas de dióxido de carbono almacenadas al año. Siguiendo esta misma línea, la convocatoria francesa también contempla la red de hidroductos que pasará por el sur del país.

En definitiva, los Pirineos verán llegar el primer almacén de CO2. Una noticia que se suma a la del árbol líquido que absorbe dióxido de carbono en las ciudades.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *