En el marco de los esfuerzos globales por abordar el desafío de las emisiones de carbono, cada vez se buscan más opciones para capturar el dióxido de carbono (CO2). En este contexto, una nueva y prometedora alternativa está ganando terreno dentro del territorio español, las microalgas, destacando por su potencial para contribuir significativamente a la mitigación del cambio climático.

Una amplia gama de innovadoras alternativas ofrecen estos organismos

El Instituto Tecnológico de Canarias (ITC) y la empresa Endesa han unido fuerzas en un ambicioso proyecto que busca aprovechar el potencial de un particular componente como captador de dióxido de carbono (CO2). La iniciativa, presentada recientemente por el Gobierno de Canarias, tiene como objetivo estudiar el uso de estos organismos marinos para la captura del CO2 proveniente de los gases de combustión de la central térmica ubicada en San Bartolomé de Tirajana, en la isla de Gran Canaria.

Las microalgas, éstas han surgido como una prometedora solución en la lucha contra el cambio climático debido a su capacidad única para absorber grandes cantidades de CO2 durante su proceso de fotosíntesis.

21423c1a95f39b9c595360e6f13b4c3f

Esta asociación entre el ITC, un referente en investigación y desarrollo tecnológico en Canarias, y Endesa, una de las principales empresas energéticas en España, representa un paso significativo hacia la búsqueda de alternativas sostenibles en la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero.

El proyecto no solo se centra en la captura de CO2, sino que también investigará el potencial biotecnológico de las microalgas. Estos organismos vegetales marinos ofrecen una amplia gama de posibilidades en áreas como la producción de biocombustibles, la obtención de productos químicos y farmacéuticos, así como en la alimentación animal y humana.

De esta manera las microalga mejoran la calidad del aire

Las microalgas son conocidas por su capacidad de realizar fotosíntesis, un proceso mediante el cual utilizan la luz solar como fuente de energía y el CO2 como fuente de carbono para alimentarse. Durante este proceso metabólico, las microalgas generan oxígeno como subproducto, contribuyendo así a la calidad del aire.

Al dirigir los gases de combustión hacia estanques o reactores donde se cultivan las microalgas, Endesa logra que estas absorban el CO2 presente en dichos gases. Esta captura de CO2 no solo evita su liberación a la atmósfera, reduciendo así las emisiones contaminantes, sino que también ofrece una solución eficaz para abordar el desafío del exceso de CO2 en el ambiente.

Uno de los aspectos más destacados de esta iniciativa es su impacto económico. Tradicionalmente, el suministro adicional de CO2 para el cultivo de microalgas representaba un costo significativo para las empresas. Sin embargo, al aprovechar los gases de combustión como fuente de CO2, Endesa logra abaratar sustancialmente el proceso de cultivo de microalgas.

Endesa lidera iniciativa revolucionaria en Gran Canaria: Cultivo de Microalgas para la Reducción de CO2

Esta iniciativa innovadora tiene un objetivo claro: evaluar la viabilidad técnica de aprovechar el dióxido de carbono (CO2) producido por la central térmica para el cultivo de microalgas. ¿El resultado potencial? Una solución inteligente para reducir las emisiones de CO2 y generar biomasa de manera sostenible.

La planta piloto está equipada con una unidad de laboratorio especializada, dedicada a monitorear los cultivos y analizar la composición bioquímica de la biomasa. Además, cuenta con dos invernaderos que albergan diversos sistemas de cultivo de microalgas, proporcionando un entorno óptimo para el crecimiento y desarrollo de estas diminutas pero poderosas plantas.

Luis Varela, director de Generación de Endesa en Gran Canaria, ha enfatizado la singularidad de este proyecto como respuesta a la complejidad de capturar el CO2. A través de una serie de ensayos y pruebas rigurosas, se busca no solo determinar la viabilidad técnica de este enfoque, sino también explorar sus posibles beneficios.

El proyecto de cultivo de estos organismos para capturar dióxido de carbono en Gran Canaria es una iniciativa prometedora en la lucha contra el cambio climático. Al aprovechar las capacidades únicas de las microalgas para absorber CO2, busca reducir las emisiones contaminantes y explorar sus potenciales beneficios económicos y biotecnológicos.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *